Entradas

Sanación cuántica: cómo funciona

Dentro del conjunto de terapias complementarias a la medicina tradicional podemos encontrar un tipo de sanación basado en los novedosos conocimientos de la física cuántica: es conocida como medicina cuántica y se presenta como una alternativa integrativa para la salud. Por este motivo, nos adentramos en la sanación cuántica y cómo funciona.

¿Qué es la sanación cuántica?

La medicina cuántica es aquel conjunto de técnicas de sanación que basa su aplicación en los descubrimientos de la física cuántica. Para ello, toma como referencia la relación y posición de las partículas más pequeñas, de las que se dice que se encuentran en dos lugares a la vez.

La posición simultánea de una partícula en dos lugares a la vez es conocida como superposición, mientras que la comunicación entre las mismas o la desaparición de una de ellas para reaparecer en otro lugar recibe el nombre de entrelazamiento y teleportación, respectivamente.

Si bien hay distintas posturas respecto a cómo se relacionan estas partículas con la realidad conocida (algunos científicos consideran que la realidad cuántica interactúa con la realidad de las grandes cosas, mientras que otros los consideran mundos completamente diferentes), la medicina cuántica considera que tratar las enfermedades a nivel cuántico es el objetivo real y certero.

¿Cómo funciona la sanación cuántica?

Considerando la teoría de que el mundo cuántico y la realidad que conocemos interactúan entre sí, cobra sentido el hecho de que las emociones, los pensamientos y las células tengan relación directa, tal y como sostiene el biólogo Bruce Lipton y el físico Amit Goswami respecto a la física cuántica y la salud humana.

De hecho, un ejemplo cotidiano de la interacción entre estos dos mundos se podría encontrar en la meditación, cuya práctica podría extender el estado meditativo y de relajación de la mente a todo el cuerpo. Por no mencionar los profundos beneficios de una práctica tan sencilla a todos los niveles de la salud.

Además, esta perspectiva explicaría qué es la epigenética y cómo puede intervenir esta nueva visión en la medicina.

La sanación cuántica: cómo funciona

La sanación cuántica parte de la idea de que la realidad es una construcción mental humana, individual y, a su vez, colectiva: son los pensamientos, las creencias, la experiencia y las emociones las que definen las características de nuestras relaciones, nuestro trabajo y nuestra salud, entre otras.

Este hecho implica que cualquier persona puede modificar su realidad accediendo a un punto sensible entre la mente y la materia, o, lo que es lo mismo, intervenir en nuestras células y la salud de estas.

Asimismo, también sugiere que, por ende, el único responsable de la realidad personal es uno mismo, y que son nuestros patrones mentales y actitudes los que repercuten profundamente en todo lo que nos sucede.

Medicina cuántica: salud holística

Como hemos podido observar, el concepto de salud para la medicina cuántica responde a una visión holística: el ser humano no es solo concebido como un todo al tener en consideración su mente, emociones, cuerpo y espíritu, sino que también lo considera parte de un todo aún más grande y profundo.

Para la medicina cuántica, el Universo cuenta con una frecuencia vibratoria conocida como coherencia vibratoria, en la cual todo lo que nos rodea forma parte de un orden implícito.

Sin embargo, si por algún motivo se diese una pérdida de coherencia vibratoria, surgirá la enfermedad.

Y es que alcanzar niveles tan internos de sanación supondría una liberación y erradicación de trastornos que la medicina tradicional considera incurables.

Cómo se aplica la sanación cuántica

La mente puede interactuar con la realidad cuántica con el objetivo de influir en nuestro organismo y promover la salud. Para ello, nos servimos de la sensibilidad innata de la que dispone cada ser humano; y es que a través de nuestra capacidad de percibir y nuestra intuición podemos llegar a la raíz del trastorno y hallar el origen oculto de la enfermedad.

La medicina integrativa, por otra parte, también trabaja la salud cuántica, aunque empleando una perspectiva diferente. Esta se vale de unas mediciones y análisis previos parecidos a un electro con los que se determina los impulsos electromagnéticos del cuerpo del paciente.

Tras este procedimiento, se transfieren campos electromagnéticos muy sutiles que tienen como fin modificar el desorden o alta magnitud termodinámica y reorientar las células, moléculas y los átomos.

¿Hay relación entre La Nueva Terapia y la salud cuántica?

Al considerar el bienestar y la armonía del ser humano como un reflejo de nuestros pensamientos, creencias, vivencias pasadas y emociones y, en definitiva, el entorno, La LNT permite la conexión con La Fuente y la reestructuración de los tres cuerpos principales con el objetivo de aumentar la vibración de los mismos y que la energía cuántica fluya libremente.

Para que este hecho pueda darse, nos servimos de distintas técnicas, como, por ejemplo, el reequilibrio de las antenas energéticas y el uso de los distintos ejes con los que trabajamos.

La Nueva Terapia, así como la medicina cuántica, se caracterizan por ser formas de sanación indoloras y no invasivas que pueden aplicarse a cualquier persona. Además, ambas conciben al paciente como a un todo y no como a un simple cuerpo enfermo.

De cualquier forma, la medicina ha experimentado una evolución y revolución a lo largo de los siglos. Así, el resto de ciencias ha ido demostrando, poco a poco, que el ser humano es un ser mucho más complejo de lo que se creía hasta el punto de considerar la medicina integrativa como una opción.

La sanación cuántica es una alternativa que, como hemos mencionado, carece de efectos secundarios y puede ser aplicada a cualquier persona. Además, es perfectamente compatible con los tratamientos habituales.

Su enfoque holístico nos permite observarnos desde un punto de vista mucho más amplio y considerar nuestra salud desde una perspectiva más armoniosa. De modo que entender qué es exactamente la sanación cuántica y cómo funciona es el punto de partida para modificar la visión que se tiene de la salud y enfermedad y los métodos para tratar los trastornos.